Ganadora del premio “Best of”
de las Grandes Capitales del vino (Año 2012)

El «terroir» enlaza cepaje, suelo, clima, que junto con el talento del hombre es indispensable para elaborar
vinos de prestigio. El distrito de San José, departamento de Tupungato, es uno de los mejores de Mendoza, donde se encuentra la combinación de días soleados
y noches frescas requerida para lograr una perfecta concentración de colores, aromas, taninos suaves, lo
que nos permitirá elaborar vinos de guarda.

El suelo del viñedo, al ubicarse en una pendiente que viene de la Cordillera tiene una mezcla interesante de
tierra de origen aluvional, con substrato rocoso y capas superiores de textura franca-arenosa.

La provisión de agua de riego se realiza a partir de una surgente cuya naciente corresponde a la fusión de
hielos cordilleranos y de perforaciones subterráneas, destacándose por su calidad y pureza.

GAUCHO

Dos Trofeos en el año 2014 por parte de la
cadena de restaurantes Gaucho, 14 sedes
entre Reino Unido, Dubai y Buenos Aires:

. Mejor Winemaker del Año – Philippe CARAGUEL
. Mejor Vino del Año (Atamisque Malbec 2011)
. 7 vinos ATAMISQUE son referenciados en Gaucho
. El Sommelier de la cadena, Phil Crozier, uno de los más reconocidos expertos en vino argentino.

El «terroir» enlaza cepaje, suelo, clima, que junto con el talento del hombre es indispensable para elaborar
vinos de prestigio. El distrito de San José, departamento de Tupungato, es uno de los mejores de Mendoza, donde se encuentra la combinación de días soleados
y noches frescas requerida para lograr una perfecta concentración de colores, aromas, taninos suaves, lo
que nos permitirá elaborar vinos de guarda.

El suelo del viñedo, al ubicarse en una pendiente que viene de la Cordillera tiene una mezcla interesante de
tierra de origen aluvional, con substrato rocoso y capas superiores de textura franca-arenosa.

La provisión de agua de riego se realiza a partir de una surgente cuya naciente corresponde a la fusión de
hielos cordilleranos y de perforaciones subterráneas, destacándose por su calidad y pureza.

En el año 2015, Bodega Atamisque se alza
con el premio “Productor del Nuevo Mundo
del Año”, distinción otorgada por The
Sommeliers Wines Awards, en Reino Unido.

“En esta competencia, Atamisque, de Mendoza
explotó en la escena, con un verdadero tinto: una
mezcla de Burdeos, un Malbec y una excelente entrada ganadora de Food-Match, con tres medallas
de oro. ¡Trabajo hecho!"
Chris Losh - Imbibe Magazine Editor.

El «terroir» enlaza cepaje, suelo, clima, que junto con el talento del hombre es indispensable para elaborar
vinos de prestigio. El distrito de San José, departamento de Tupungato, es uno de los mejores de Mendoza, donde se encuentra la combinación de días soleados
y noches frescas requerida para lograr una perfecta concentración de colores, aromas, taninos suaves, lo
que nos permitirá elaborar vinos de guarda.

El suelo del viñedo, al ubicarse en una pendiente que viene de la Cordillera tiene una mezcla interesante de
tierra de origen aluvional, con substrato rocoso y capas superiores de textura franca-arenosa.

La provisión de agua de riego se realiza a partir de una surgente cuya naciente corresponde a la fusión de
hielos cordilleranos y de perforaciones subterráneas, destacándose por su calidad y pureza.

Bodega Atamisque nace con la idea de ser
un proyecto integrado y respetuoso con el
medio ambiente.

Nuestros excelentes vinos, reconocidos en el mundo,
respetan una filosofía de elaboración que pone en
valor la materia prima, exaltando sus cualidades a
partir del principio de gravedad en la concepción del
proceso de elaboración. Es por esta razón, que en el
año 2018 fuimos nuevamente premiados por las
Grandes Capitales del Vino, en el concurso “Best Of”,
ya en la categoría sustentabilidad, por el cuidado del
agua y el desarrolla de flora nativa alrededor de la
bodega

El «terroir» enlaza cepaje, suelo, clima, que junto con el talento del hombre es indispensable para elaborar
vinos de prestigio. El distrito de San José, departamento de Tupungato, es uno de los mejores de Mendoza, donde se encuentra la combinación de días soleados
y noches frescas requerida para lograr una perfecta concentración de colores, aromas, taninos suaves, lo
que nos permitirá elaborar vinos de guarda.

El suelo del viñedo, al ubicarse en una pendiente que viene de la Cordillera tiene una mezcla interesante de
tierra de origen aluvional, con substrato rocoso y capas superiores de textura franca-arenosa.

La provisión de agua de riego se realiza a partir de una surgente cuya naciente corresponde a la fusión de
hielos cordilleranos y de perforaciones subterráneas, destacándose por su calidad y pureza.